Skip to main content

¡Bienvenidos al blog de Paniagua! En esta sección de recetas, seguimos homenajeando la gastronomía de nuestra tierra. Hoy descubrimos uno de sus tesoros culinarios más emblemáticos: la deliciosa Tarta de Santiago. Este manjar tradicional gallego, reconocido en todo el mundo por su exquisito sabor y su rica historia, es una verdadera joya de la gastronomía.

La Tarta de Santiago se caracteriza por tener una textura húmeda y un intenso sabor a almendras. Y en nuestra receta especial, vamos a elevar el nivel de este postre con un toque de Aguardiente de Orujo Paniagua.

Pero antes de empezar con los ingredientes, ¿sabías que la Tarta de Santiago surgió como un un símbolo de hospitalidad hacia los peregrinos que, tras largas jornadas caminando, llegaban exhaustos a Santiago de Compostela? ¡Sigue leyendo!

La Tarta de Santiago, una receta medieval 

Si alguna vez te has preguntado cual es el origen de la Tarta de Santiago, estás en el lugar indicado!

Cuenta la leyenda que la receta original de la Tarta de Santiago fue creada por los monjes del Monasterio de San Paio de Antealtares, ubicado en la Praza da Quintana en Santiago de Compostela. De hecho, su nombre original era «Torta de Antealtares», en honor al Monasterio.

Durante la Edad Media, los monjes preparaban este delicioso postre para alimentar y reconfortar a los peregrinos que llegaban a la ciudad después de completar el Camino de Santiago.

Esta tarta se convirtió en un símbolo de hospitalidad y acogida para los viajeros que llegaban de todas partes del mundo.

Y ahora sí, vamos con los ingredientes!

¿Qué ingredientes lleva la Tarta de Santiago?

  • 200 gramos de almendra molida.
  • 200 gramos de azúcar.
  • 4 huevos.
  • 100 gramos de mantequilla.
  • 50 gramos de harina.
  • Una pizca de sal.
  • Ralladura de limón.
  • 10 cl de Aguardiente de Orujo Paniagua.
  • Azúcar glas para decorar.

Instrucciones Paso a Paso:

  1. Primero, bate los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa. Agrega la ralladura de limón y la mantequilla derretida, y continúa batiendo hasta integrar todos los ingredientes.
  2. Incorpora las almendras molidas a la mezcla y tamiza suavemente la harina con una pizca de sal. Mezcla todo hasta obtener una masa homogénea.
  3. Ahora viene el toque especial: añade un chorrito de Aguardiente de Orujo Paniagua a la mezcla. Así, conseguirás realzar el sabor de la tarta y darle un toque único.
  4. Precalienta el horno a 180 grados y hornea la tarta durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que esté dorada y firme al tacto.
  5. Una vez lista, retira la tarta del horno y deja que se enfríe antes de espolvorearla con azúcar glas.

Y ahí lo tienes, ¡una exquisita Tarta de Santiago con un toque especial de Aguardiente de Orujo Paniagua que seguramente conquistará tu paladar y el de tus invitados!

¿Te animas a probar esta deliciosa receta gallega? ¡Cuéntanos tu experiencia en nuestro perfil de Instagram y comparte este artículo con tus amigos para que también puedan disfrutar de esta maravilla culinaria! Y no olvides visitar nuestro Blog para más recetas y consejos gastronómicos.

¡Buen provecho!

Déjanos tu comentario